Sonreir a la vida

Quisiera sonreir a la vida, pero no puedo.

Me lo impide el profundo desgarro del alma, abatida por quimeras traidas de sueños a una realidad imposible; la oscura tristeza del corazón, destrozado por castillos de aire con azar de naipes; el ensordecedor lamento de la lágrima que resbala por tu mejilla para morir en mi boca.

Quisiera sonreir a la vida pero no puedo.

Quizá deba entonces, sonreir a la muerte.

Un comentario sobre “Sonreir a la vida

  1. Anónimo Contestar

    Yo tampoco… por mas feliz que me sienta no puedo sonreir… por mas que trate… me sale una cara de anormal y todo el mundo me cree raro :s…

Deja un comentario